miércoles, 6 de enero de 2010

VISITA A LA ANGOSTURA DEL PAJARUCO EN EL CUCADERO (I)

Saliendo desde el Puerto de la Silla (carretera El Bosque-Ubrique) podemos visitar la Angostura o Chorreras del Pajaruco, situada en un lugar llamado el Cucadero. Las aguas de este arroyo, también conocido como Pajarito, producen rápidos y cascadas, después de abundantes precipitaciones, al salvar un desnivel de 60 metros. Fecha de visita al lugar 2 de Enero de 2010.
Ficha de la ruta. Pincha aquí
La ruta en Wikiloc. Pincha aquí

Nada más iniciado el paseo, y al superar una pequeña elevación en el camino nos aparecerá majestuoso, presidiendo el lugar, el Salto del Cabrero.

Estamos a más de un kilómetro en línea recta y un claro entre los árboles nos permite apreciar el paraje a visitar, incluso se distingue una de las cascadas. La angostura o estrechón que debe cruzar el arroyo Pajaruco está situada entre dos escarpes rocosos de cotas 513 y 568 m.

A medida que nos acercamos encontraremos una gran fresneda salpicada de quejigos, siendo formación pura en algunos puntos. La gran limpieza del suelo indica su uso como tierra de labor en épocas pasadas. Hoy en día pasta el ganado en semilibertad.

Son fresnos mochos, de viejos, gruesos y retorcidos troncos, coronados de ramas de aspecto más joven y desproporcionadamente delgadas respecto al fuste del árbol, fruto de implacables podas para alimentar al ganado.

Muy cerca de la Angostura del Cucadero hay un nacimiento en el que sólo se aprecian corrientes de agua superficiales después de abundantes lluvias, como ha ocurrido en Diciembre de 2009.


El agua procedente de la cota 480 m debe bajar hasta la 420 en poca distancia salvando los enormes bloques rocosos, lo cual propicia la formación de rápidos, espectaculares cascadas, grandes pilancones y marmitas de gigante.






Ya de regreso podemos apreciar el cauce del Pajaruco entre la maleza. En todo lo alto una perspectiva más del Salto del Cabrero, doble falla llena de derrubios y encinas que colonizan el lugar.

Más fresnos mochos, con extraño aspecto, nos despiden del paseo a esta poco conocida angostura en uno de los arroyos emblemáticos del Parque Natural Sierra de Grazalema. A sus pies majanos de piedra indican la limpieza realizada para el uso de cultivos cerealísticos en la zona.