domingo, 7 de noviembre de 2010

PUERTO DE LOS ACEBUCHES - LLANOS DEL RABEL + CIRCUITO DE LOS PINSAPOS

Tradicional paseo a los Llanos del Rabel (o Revés)complementado con el Circuito de los Pinsapos, que se acerca a la base del Pinsapar. Entre este llano y el cercano Torreón hay un desnivel superior a los 900 m. El lugar, lleno de encanto, está rodeado de alguna de las sierras más importantes del Macizo de Grazalema: Pinar, Zafalgar, Monte Prieto y de cerros emblemáticos: San Cristóbal, El Pilar, Cornicabra... Sin olvidarnos de la cercana Garganta Verde. Lastima que Medio Ambiente y los propietarios, ponga tanta dificultad para recorrer algunos tramos y rincones de este sorprendente lugar.


Ficha de la ruta.
La ruta en Wikiloc.


Nada más iniciar el sendero hacia los Llanos tenemos una buena vista de la Garganta Verde y de las buitreras del cerro de la Cambronera.
El cónico cerro de El Montón parece cerrarnos el paso en nuestro caminar hacia la base del Pinsapar. La vaguada que se observa a su izquierda, entre el cerro y Las Lomas, forma la Garganta de los Ballesteros. De seguirla (con el correspondiente permiso especial) acabaríamos visitando el alcornocal del Montón (si nos desviamos), el gran quejigo centenario, la Viña del Moro y la Cañada de los Azores. Todos ellos lugares impresionantes pero muy restringidos a los senderistas.
Una de las caleras mejor conservadas de la sierra, cercana al camino y con panel informativo.
Cuando nos dirigimos hacia los Llanos tendremos siempre a nuestra derecha la sierra de Zafalgar, otra zona de gran atractivo para el senderista pero difícil de visitar por la cerrazón de Medio Ambiente, que no acaba de regular la posibilidad de obtener permisos, y los propietarios, que se oponen con brusquedad a nuestro paso. En la foto el cerro de la Cornicabra. A su izquierda el inicio de la crestería que le une al Pilar.
Poco antes de llegar a los Llanos un sendero nos encamina hacia el vivero de Medio Ambiente, a través de este bonito puente sobre el arroyo del Pinar.
La Consejería de Medio Ambiente explota en la zona una gran vivero donde se obtienen plantones de gran número de árboles autóctonos como el pinsapo entre otros. Los grandes árboles que protegen a las incipientes plantas son nogales. Es el primer contacto con el encantador lugar.
Tradicionalmente conocidos como Llanos del Revés, es la base de la gran cuenca de recepción de las Caídas del Pinar. A partir del vivero las aguas se encauzan por el canal de desagüe que formará al Bocaleones para atravesar y tallar la Garganta Verde. Unos pequeños pinsapos, algún chopo que bebe de la fuente y grandes quejigos dominan las bajuras. Grandes cerros, cresterías, pinsapos y nubes las alturas.
Una vez recorrido el "Circuito de los Pinsapos" acabamos en un llano donde se concentran grandes quejigos como el de la imagen. Lugar muy frecuentado por escolares que suelen tener aquí su primer contacto con nuestra Sierra.
Siempre difícil de distinguir (suele quitarle protagonismo, por su buena visibilidad, el cerro de San Cristóbal), el Torreón (1.648 m) es el techo de la provincia gaditana. Tras visitar los Llanos deberíamos subir a él para hacernos una mejor idea de donde hemos estado.
Decíamos que el gran cerro de San Cristóbal, visible incluso desde el Atlántico, quita protagonismo al Torreón, pese a sus "solo" 1.525 m. Descarnadas y calcáreas laderas contrastan con el verde pinsapar que crece bajo su sombra. A la derecha la crestería.
Cerramos con el perfil de ida más el circuito. Ya comentábamos que la facilidad de acceso, lo amplio del sendero y el suave desnivel hacen de esta ruta un lugar ideal para presentar y tener un primer contacto de escolares y familias con la impresionante y atractiva Sierra Norte de Cádiz.