domingo, 28 de febrero de 2010

SEGUNDA VISITA A LA ANGOSTURA DEL PAJARUCO EN "EL CUCADERO"

Segunda visita a este impresionante lugar, esta vez por el margen derecho, para de esta forma completar el conocimiento del lugar. Los rápidos y cascadas son formados por las aguas del arroyo Pajaruco (Pajarito para otros) al verse obligado a descender bruscamente cerca de 80 m. Según los habitantes de la zona este lugar es conocido como El Cucadero y a las cascada las Chorreras del Pajaruco.


Puedes ampliar la información en nuestra FICHA.
También puedes visualizar la ruta en WIKILOC.
Anterior visita. Pulsa aquí.

El lugar de salida es conocido como el Puerto de la Silla, en la A-373, ya cerca de Ubrique. Un amplio carril nos adentra en la zona y al llegar a una loma nos encontraremos con la inconfundible falla de “El Salto del Cabrero”. En la fotografía se aprecia el deslizamiento sufrido por todo el conjunto a la vez que bajaba de cota, de ahí que las dos cumbres que forma el Salto tengan distinta altura.

Tras una apreciable bajada, camino del arroyo, encontraremos una de las mejores fresnedas de la zona y ya cerca del arroyo, ejemplares de fresnos mochos con gruesos troncos retorcidos, arrugados y llenos de protuberancias. Sus ramas eran cortadas una y otra vez para el ganado brotando por donde podían.

Entre la arboleda formada por acebuches, fresnos, lentiscos y algún quejigo tendremos la primera vista de la zona a visitar. La angostura se forma entre dos cerros de 513 y 569 m de altura.

Pronto estaremos en el Pontón o puente sobre el Pajaruco. En nuestra anterior visita subimos siguiendo su margen izquierdo. En esta ocasión lo haremos por el derecho, para poder llegar a la cota más alta y lograr ver el arroyo antes de precipitarse.

Para llegar a las cascadas debemos cruzar unos pequeños bosquetes donde se alternan fresnos, acebuches y quejigos como este, decrépito, doblado, agonizante pero aún con alguna rama que se niega a morir. La zona, muy umbría y húmeda es el hábitat perfecto para los helechos.

Ya estamos ante los primeros rápidos y pequeñas cascadas situados en la base. Desde aquí (cota 415) debemos iniciar una subida, a veces dificultosa, con el arroyo siempre a nuestra derecha para llegar cerca de la cota 480.

Musgos, líquenes, grandes rocas, pilancones, marmitas de gigante, abundante y cristalina agua presiden el lugar.

Una toma más del enérgico chorro de agua que baja. Eso sí, apenas un hilillo si lo comparamos con el poderío que llega a adquirir el caudal pocas horas después de fuertes precipitaciones en la cuenca superior del Pajaruco. Las marcas dejadas por las crecidas así lo atestiguan.

Esta es una de las cascadas más bonitas. Recordemos que el cauce pasa de la cota 480 m a la 400 m en un tramo muy corto.

Una vez arriba encontramos al bravo Pajaruco mucho más tranquilo, cruzando una breve campiña en tiempos sembrada de cereales. Cauce arriba encontramos otra garganta que ha debido cruzar para salvar la confluencia de las últimas estribaciones de la Sierra del Endrinal y Sierra Alta. También es de gran belleza, con menos desnivel y más aspecto de desfiladero, descrita en la ruta Benaocaz-Hondón-Pto. de la Silla.

Con las últimas luces de la sombría tarde encontramos una cancela que da paso a esta cañada que une el río con el carril que nos llevará de nuevo al Pontón y al lugar de salida. La gran falla del Cabrero siempre presidiendo el lugar.