domingo, 25 de abril de 2010

CANALIZO DE LA SIERRA DE LÍJAR (ALGODONALES)

Ruta con la que tratamos de conocer, desde dentro y desde los miradores, el Canalizo de la Sierra de Líjar, enorme cárcava o surco natural que forma el arroyo de los Nacimientos al bajar del gran Mogote de Líjar. Destacan interesantes lugares como el Mirador, la Fuente y la Casa de las Víboras.

Ficha de la ruta. Pincha aquí.
La ruta en Wikiloc. Pinchas aquí.


Croquis que nos ayuda entender mejor la ruta que avanza por el fondo del Canalizo, sale de él en la Casa las Víboras, siguiendo la ruta Los Nacimientos-Algodonales, vuelve a cruzarlo en la parte alta para emerger otra vez de él en la roca Cabeza de Perro.

Nada mas iniciar la ruta en el Área recreativa de los Nacimientos encontramos en esta fuente el origen del nombre de la zona. Las lluvias del invierno 09-10 ha hecho que este año brote con fuerza.


Tras dejar atrás un cruce en el que nosotros continuaremos hacia el frente, si nos fijamos bien, localizaremos estas dos bañeras que actúan como abrevadero de un nacimiento situado 1,2 más arriba.


En la base de este gran acantilado, señalado por la higuera y la presencia de una goma que se introduce entre las zarzas, está el manantial que hemos llamado del Canalizo.


El primer mirador que nos asoma a la profunda e impresionante cárcava es el de las Víboras, acondicionado recientemente sobre un escarpe rocoso que domina un amplio horizonte y nos permite ver muy bien la otra ladera del Canalizo. Al fondo el Peñón de Zaframagón.

El sendero desemboca en un carril. Si bajamos unos metros encontraremos la fuente de las Víboras. (Fotografía de abril de 2015 tras su restauración).


Tras dejar atrás la Fuente, y después de una subida ininterrumpida de 475 m llegaremos a la Casa de las Víboras, hermoso lugar ya cercano a la planicie superior, antiguo rancho ganadero rodeado de cercados, reconvertido en almacén para los trabajadores que cuidan la zona.Desde aquí debemos retrocedes buscando otra vez la Fuente, para cruzar al otro lado del arroyo por un paraje encantador, siguiendo una vereda trazada magistralmente en ambas laderas.


Ya estamos al otro lado y subiendo por la ladera opuesta a la que traíamos encontramos este abrigo del que mana un pequeño caudal en años lluvioso.


Para salir del lugar debemos trepar por la ladera en un lugar con una gran roca que algunos creen ver en ella una cabeza de un perro de raza poco conocida. Al fondo se ve la otra falda del Canalizo y a media altura el trazado de la vereda por la que acabamos de transitar.

Cuando nos asomamos a la izquierda de esa roca vemos la verde ladera cuajada de abundante vegetación y el zig-zag del sendero para lograr superar con más facilidad la fuerte pendiente. Por el fondo corre el torrente, habitualmente seco, con alguna poza tras las lluvias.

Nos hemos alejado un poco del Canalizo buscando el sendero La Muela-Los Nacimientos, que habremos encontrado en el cruce 4. Sólo unos metros después encontramos el Mirador de Orihuela y mirando al Norte otra vez el Peñón de Zaframagón. Por la brecha que se observa a su izquierda (El Estrechón) cruza el río Guadalporcún, segundo afluente en importancia del Guadalete.

Entre vegetación de pequeñas encinas, lentisco y coscoja abandonamos el lugar tratando de llegar otra vez al Canalizo, bajar hasta su fondo nuevamente y salir siguiendo su cauce al área recreativa.

Antes pasaremos sobre esta era que se conserva muy bien empedrada y de un tamaño considerable.

El atardecer aporta matices anaranjados a los cerros yesíferos bajo los cuales circula el Guadalporcún (el río que hoza como los cerdos). Más al fondo el Peñón de Algámitas y la Sierra del Tablón, mayores altitudes de la provincia de Sevilla.




No hay comentarios: