domingo, 11 de abril de 2010

FLORA EN EL CANALIZO. SIERRA DE LIJAR

Las diferentes especies comienzan a emerger para el duro trabajo de la floración que asegure su permanencia, este año, alentadas muchas de ellas por el excepcional periodo de lluvias. En algunas, ya llevan un tiempo madurando los frutos de una más temprana exhibición floral. Es el caso de este ejemplar de orquídea (Barlia robertiana) haciendo gala de  exuberantes frutos.


Esta otra especie de orquídea (Aceras Anthropophorum L.) esta bien acostumbrada a canchales y lugares pedregosos de la Sierra de Algodonales.



El paso del tiempo se aprecia en numerosos detalles de la vida cotidiana. Pudimos contemplar el Tiempo con mayúsculas en el entorno inmediato de esta hermosa Orchis italica.


Son estos primeros días de abril de este 2010 un importante momento para los tulipanes silvestres (Tulipa sylvestris). Llenan los bordes del sendero, en suelos pedregosos y muy pobres, de llamativas estrellas amarillas. El amarillo puro de sus seis pétalos se tiñe de un rojo fuego por el envés. La proximidad del atardecer los iba invitando poco a poco a cerrarse. 





Esta pequeña liliacea llamada Gagea la hemos observado ya dos veces este año en el macizo de Lijar. Una en la gran vaguada  hacia el sur que sirve de cabecera al pueblo y ahora en esta otra, El Canalizo, con orientación Este.


Pero, sin duda la savia que más quería decir algo al mundo con sus flores ha sido la del Durillo (Viburnum tinus). Espectaculares sus ramos de color blanco.